El sur de Veracruz: la boca del lobo (Parte 4/10)

Autor: Misión de Observación

Los periodistas llaman a la región sur de Veracruz “la boca del lobo”. Homicidios, secuestros, extorsiones, robos y violaciones forman el catálogo de los delitos más comunes en esta región, a la que pertenecen los municipios de Minatitlán, Nanchital, Acayucan, Cosoleacaque y Coatzacoalcos[1].

En estos municipios, desde mayo de 2013, desapareció la Policía Intermunicipal, que contaba con novecientos cincuenta elementos. A partir de entonces comenzó a operar el llamado Mando Único, que encabeza la Policía Naval, con quinientos ex marinos y unos doscientos agentes egresados de la Academia de Policía. En este nuevo cuerpo policiaco se admitió a policías con mayor antigüedad con la condición de que aprobaran los exámenes de control de confianza.

Los transmigrantes centroamericanos son quizá el grupo más vulnerable frente al crimen, sobre todo en la zona de Coatzacoalcos[2], donde tienen que pagar cien dólares como “cuota” a presuntos integrantes de Los Zetas o, de lo contrario, son arrojados de los trenes de carga o golpeados, según documentó el sitio online Animal Político.

Coatzacoalcos, con poco más de doscientos ochenta mil habitantes, ocupa el lugar número cinco entre los municipios más violentos de la entidad por debajo de Pánuco, Martínez de la Torre, Veracruz y Boca del Río, de acuerdo con las cifras del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública.

Las personas entrevistadas para este informe ubican el inicio de la descomposición social en el sexenio de Fidel Herrera (2004-2010).

“Cuando comienza a gobernar (Herrera), Los Zetas se apoderan de la zona. Primero se presenta el secuestro de comerciantes, después doctores, cobros de  ‘derecho de piso’. Ahora van con los ingenieros y a veces se meten a los complejos petroquímicos a sacarlos. No siempre lo podemos documentar.

 “Desde la llegada de Fidel se empezó a invadir de Zetas, pero son grupos controlados, los dejaban actuar pero controlados, primero se metieron con doctores, líderes empresariales y luego con los industriales (…) Llegó un momento donde vino el Cártel Nueva Generación, los famosos Matazetas. Entraban y masacraban, no nos habíamos percatado de las dimensiones en las que estábamos hasta que entró ese grupo. Todo era muy controlado, nadie reportaba secuestros, se llevaban gente”.

El 5 de febrero, el mismo día que Gregorio Jiménez fue secuestrado en Villa Allende, el comandante del sector naval militar de Coatzacoalcos, Carlos Manuel Monforte Brito, aconsejó a los reporteros:

“Cuídense, no tomen las cosas a la ligera. Ustedes son medios de comunicación y luego afectan a alguien con sus noticias. Les recomiendo que no anden solos y tengan cuidado cuando estén cubriendo sus reportajes”.

La advertencia llegó tarde en una región donde son constantes las amenazas y agresiones a periodistas por parte del crimen y de las autoridades.  “Recibes llamadas a tu teléfono advirtiéndote que no cubras tal hecho o exigiéndote que lo hagas”, coinciden los testimonios. “O de plano te levantan”, dicen, como ocurrió con el periodista Hernán Villarreal Cruz, reportero del diario Presencia, que la noche del 15 de diciembre de 2013 fue secuestrado y golpeado por desconocidos en el municipio de Las Choapas, a media hora al sur de Coatzacoalcos. Villarreal fue liberado esa misma noche, 45 minutos después de su secuestro, luego de advertirle:

“Hijo de tu puta madre, ya bájale, no te matamos por lo que representas, si te matamos se nos vienen encima, pero ya nos tienes hasta la puta madre”.

—————————————————————————————————————————————————

[1]     De acuerdo con el Observatorio Ciudadano de Coatzacoalcos, en 2013 la tasa de homicidios dolosos en los municipios de la región sur –desde Acayucan hasta Agua Dulce– sumó 22 por cada 100 mil habitantes, sólo uno por debajo de la media nacional. En materia de secuestro, según el informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Minatitlán reportó 8 denuncias, Acayucan 7, Cosoleacaque 6, Coatzacoalcos 4, Las Choapas 3, Agua Dulce 2, y uno en Nanchital.

[2]     En el informe especial sobre migrantes, la CNDH señaló que en 2010 se documentaron alrededor de 2 mil secuestros de migrantes en el municipio de Coatzacoalcos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s