Veracruz: un estado peligroso (Parte 1/10)

Autor: Misión de Observación

Veracruz tiene 720 kilómetros de costas y colinda con siete entidades. Con siete millones seiscientos mil habitantes, es el  tercer estado más poblado de México y una de las nueve entidades federativas en donde nunca ha perdido el Partido Revolucionario Institucional (PRI), es decir, no ha conocido la alternancia política.

Históricamente ha sido utilizado por grupos del crimen organizado para la recepción y trasiego de cocaína y químicos esenciales para elaborar drogas sintéticas. Su posición geográfica lo convierte en un territorio codiciado para el envío de estos productos a Estados Unidos y Europa. Hasta 2004, dichas actividades delictivas las concentraban dos grupos: El Cártel del Golfo y los socios de la familia Carrillo Fuentes. Pero la incursión de Los Zetas en el escenario criminal desplazó a estos dos organizaciones en la franja oriente del país.

A partir de 2010 el estado se convirtió en zona de guerra entre Los Zetas y grupos paramilitares enviados por el Cártel de Sinaloa (que se dieron a conocer como Los Mata-Zetas) en una alianza con el Cártel del Golfo, según informes de las autoridades federales. Esa lucha atomizó a Los Zetas y sus integrantes se dispersaron en células que ya no respondían –ni responden– a una dirección vertical sino regional y horizontal, que operan con el mismo patrón: someten a las autoridades a través de amenazas y sobornos, y dividen y asesinan a las mafias o pandillas locales que se rehúsan a colaborar con ellos. A la población civil la intimidan para que no denuncie ni sea capaz de defenderse de manera organizada. Estas olas de terror han provocado un número no cuantificado de desplazados internos. En este contexto de violencia, Veracruz se convirtió en la última década la zona más peligrosa para los migrantes centroamericanos en su paso hacia Estados Unidos[1].

Los Zetas han diversificado las modalidades del crimen organizado más allá del narcotráfico, y han incorporado la trata, el tráfico de personas, los secuestros, las extorsiones, los asesinatos por contrato, el robo y contrabando de gasolina y la apropiación de ranchos productivos para obtener productos de ganado o siembra o para utilizarlos como casas de seguridad o entrenamiento. También se les vincula con la explotación o robo de recursos minerales (el sur del estado es uno de los más ricos en arena sílica, sales, azufre, fierro y barita), robo de metales, herramientas y equipo vinculadas a la industria petroquímica de alta demanda.

En 2011 la guerra llegó a las calles de la capital[2]. Y un año después, la violencia en el estado registró 48,392 delitos, destacando el secuestro, robo con violencia y la violación sexual. Una investigación del diario Milenio, publicada en octubre de 2012 y basada en registros de servicios forenses de todo el país, reveló que de 24,000 cuerpos enterrados sin nombre durante el gobierno del presidente Felipe Calderón (2006-20012), al menos 5,000 se ubican en Veracruz. La información es incompleta, pues el gobierno estatal se negó a entregarla argumentando que “invadiría la privacidad” de los cadáveres desconocidos.

—————————————————————————————————————————————————

[1]     Las cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública detallan que en Veracruz aumentó 172% el número de ilícitos relacionados con el tráfico de migrantes. De acuerdo con investigaciones de las autoridades federales, el corredor que forman Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Tamaulipas se ha constituido en una de las formas de obtener recursos económicos por parte de algunas células de cárteles a partir del secuestro de migrantes para conseguir dinero fresco de forma rápida, o para obligarlos a trabajar en el campo, en laboratorios clandestinos, como sicarios o “asistentes”, dependiendo sus habilidades y las necesidades de la organización.

[2]     El 21 de septiembre de 2011, los cadáveres de 35 personas fueron abandonados en un puente en el puerto, donde se realizaba una reunión de todos los procuradores del país. La acción, atribuida a un grupo contrario a Los Zetas, fue considerada un desafío al Estado mexicano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s