Cronología de una muerte (Parte 7/10)

Interior de Casa de Seguridad / Foto: Diario Presencia

Interior de la Casa de Seguridad / Foto: Diario Presencia

Autor: Misión de Observación

(Miércoles 5 al martes 11 de febrero de 2014)

 Miércoles 5 de febrero

 El secuestro

 7:15: Gregorio Jiménez vuelve a su casa en su automóvil Chevy Monza luego de llevar a dos de sus hijos a la escuela. Lo acompañan su esposa y otras hijas. En el camino se le cierra una camioneta pero no pasa a mayores. Llegan a casa, hacen a un lado la plancha de zinc que usan como puerta y entran al inmueble.

Cinco hombres armados y encapuchados irrumpen. Lo someten, le quitan su radio Nextel, le colocan un cuchillo en el abdomen y una pistola en la cabeza, a sus dos hijas también las encañonan. Gregorio no opone resistencia. Lo esposan y a empujones lo llevan a una camioneta gris con franjas del mismo color que “tenía como un águila” (recuerdan testigos) de la marca Explorer o Mazda. Intentaron quitarle su cámara fotográfica, pero él la avienta, dentro de su maletín, hacia el interior de la casa.

La camioneta huye. El único camino de salida es a través del puente elevado que lo une a Camino a Morelos y la avenida Gutiérrez Zamora, la principal en Villa Allende (por donde debió entrar y salir la camioneta en la que se llevaron a Goyo).

Usualmente se instala un retén policiaco a unos ochocientos metros del lugar del secuestro. Hay testimonios contradictorios acerca de si ese 5 de febrero el retén sí se había instalado o si ese día, en contra de la rutina, simplemente no había retén. Pero si lo había, la policía hubiera podido llegar al lugar de los hechos en pocos minutos.

Llamada de auxilio de la esposa de Gregorio (tres versiones).

7:20

1) Se comunica con un amigo de Gregorio, también periodista, que vive en Villa Allende, y es el primero en llegar. Este reportero avisa a los compañeros de la fuente policiaca de Gregorio, a través de un grupo de WhatsApp. Hay versiones que aseguran que a él también querían secuestrarlo.

2) Llama a un agente de la AVI, Juan Carlos Charleston (quien medió entre Gregorio y la dueña del bar, Teresa de Jesús, para que firmaran un acuerdo de paz ante el Ministerio Público) y posteriormente al Ejército, que tiene una base en Minatitlán.

3) Llama a Benita González, comisionada del Comité de Protección a Periodistas, quien llega a Villa Allende en lancha.

Los primeros en llegar

7:25 La presidenta de la Comisión Estatal de Atención y Protección de Protección a Periodistas (CEAPP), Namiko Matsumoto, recibe la primera llamada de la comisionada Benita González, quien le informa del secuestro. Matsumoto le informa de inmediato a la Secretaría de Seguridad Pública, por lo que las autoridades del más alto nivel estuvieron enteradas del secuestro a las 07:25 de la mañana. Al lugar llega después Gerardo Henríquez, El Pollo, también comisionado de la CEAPP.

Benita González advierte la presencia de un joven, a quien la familia no identifica y “parece sospechoso”. No han llegado las autoridades y la comisionada teme por la seguridad de los familiares de Gregorio. Matsumoto pide por teléfono que trasladen a la familia fuera del lugar de los hechos. “En un periodo de treinta o cuarenta minutos llega un comandante de la AVI, sube a la familia en una camioneta de la corporación y lleva a los hijos y la esposa de Gregorio a un hotel”. Con ellos van los comisionados Benita González y Gerardo Henríquez. Matsumoto llega posteriormente al hotel “para asistir a la familia”.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública resguardan el hotel. También llegan al lugar funcionarios de la Procuraduría General de Justicia del Estado, de la  Fiscal Especial para Atención en Delitos Electorales y Atención a Periodistas y de la Comisión Estatal de Derechos Humanos. Allí comienzan a tomar sus primeras declaraciones no ministeriales.

La información del secuestro comienza a circular a través de redes sociales, desde las cuentas de reporteros y reporteras de Coatzacoalcos.

7:50 Otro periodista, quien también vive en Villa Allende, llega a casa de Gregorio y asegura que a esa hora “sólo había elementos de la Policía Naval” adscritos al Mando Único. “Tomaron datos y se retiraron”, dice.

8:23 Elementos del Ejército llegan a Villa Allende, procedentes de Minatitlán. También toman datos y se van.

9:00-9:30 A esa hora llegan elementos del Mando Único y de la AVI (Agencia Veracruzana de Investigación) para conocer de los hechos en la casa de Gregorio Jiménez.

ANOTACIONES: A partir de las 7:25 las autoridades ya sabían del secuestro. Pero los primeros elementos de seguridad llegaron veinticinco minutos después. Nadie sabe a ciencia cierta la hora en que llegó la Policía Naval ni cuándo se inicia el operativo de búsqueda. Namiko Matsumoto, presidente de la CEAPP, asegura que sí hubo operativo en cuanto se conocieron los hechos. Los periodistas consultados dicen que no: “A Gregorio no lo buscaron, nosotros salimos a los pueblos cercanos a ver que se veía y en los caminos no había ni policías ni militares”, afirma un periodista entrevistado.

Primeras reacciones

Los primeros en conocer sobre el secuestro son los compañeros de Gregorio que cubrían la fuente policiaca, quienes comparten un grupo en WhatsApp. Confían en que los secuestradores lo dejarán en libertad tras someterlo a vejaciones, tal como ocurrió con un periodista de Las Choapas, cuyo plagio se mencionó en el primer capítulo de este reporte.

10:00 Los reporteros de información general llevan a cabo la primera de dos protestas que realizaron ese día para exigir el rescate de Gregorio. La primera marcha se desarrolla en la avenida Venustiano Carranza, desde la calle Narciso Mendoza hasta el parque Independencia, en Coatzacoalcos. Allí lanzan un pronunciamiento en protesta por el plagio.

12:00 La Procuraduría General de Justicia integra la averiguación previa Coat4/058/2014 y nombra al director de Investigaciones Ministeriales, Enoc Maldonado, como responsable del caso (es el mismo funcionario que tuvo bajo su responsabilidad la investigación de la periodista Regina Martínez, corresponsal de Proceso en Veracruz).

17:00 Por segunda ocasión se manifiestan los periodistas. Esta vez frente a la base del Mando Único Policial, ubicado en el ex penal de Palma Sola, Coatzacoalcos. En ninguna de estas manifestaciones participan los reporteros de la fuente policiaca, por temor.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) “inició de oficio una investigación por el caso de la desaparición” de Gregorio Jiménez. Informa que “visitadores adjuntos acudieron al lugar de los hechos a efecto de recabar evidencias y testimonios del caso y conocer de las actuaciones ministeriales relativas a la investigación de tales acontecimientos”. No se conoce el informe, las observaciones o cualquier resultado de esta visita.

Jueves 6 de febrero 

Mañana

El periódico Notisur dedica su editorial a Gregorio. Lo define como “un hombre de origen humilde”.

Se lleva a cabo reconstrucción de los hechos en casa de Gregorio Jiménez con la presencia de familiares.

Integrantes del gabinete de seguridad de Veracruz (entre ellos el secretario de Gobierno local, Erick Lagos Hernández; el procurador general de Justicia, Amadeo Flores Espinosa, el secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez, y la coordinadora General de Comunicación Social, Gina Domínguez) se trasladan a Coatzacoalcos para, afirman, encabezar las acciones de búsqueda y localización de Gregorio Jiménez. El gobierno estatal asegura que mantiene “un intenso operativo” en el sur de la entidad para su localización.

13:00 En el parque Independencia, frente al Palacio Municipal, periodistas de Coatzacoalcos protestan para exigir la aparición con vida de Gregorio Jiménez. Criticaron que las autoridades no hayan dado a conocer un solo avance de la investigación y contradijeron  la versión oficial acerca del operativo de búsqueda.

22:00 La vocera Gina Domínguez llama a conferencia de prensa. Los reporteros la increpan y exhiben pancartas: “¡No les creemos!” El procurador estatal, Amadeo Flores Espinoza, admite que no sabe en qué tiempo acudieron al lugar donde ocurrió el secuestro los elementos de la Policía Naval.

Por  primera vez informa que hay mil elementos que buscan a Gregorio y cuarenta y cuatro agentes especializados atendiendo el caso. Los reporteros de la región aseguran que ese despliegue nunca se vio.

En esa reunión está presente Francisco Sánchez Macías, directivo de la cadena de periódicos de los Heraldos de Tuxpan, Tantoyuca, Coatzacoalcos y Poza Rica, y hermano del diputado Eduardo Sánchez Macías, quien intenta apoyar al gobierno. Los reporteros le gritan “palero”, “vendido”, “chayotero”.

En un comunicado sobre la reunión, el gobierno estatal afirma que “personas con las que el periodista había tenido un altercado ya fueron llevadas a declarar” y que “la investigación se extendió a los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco”. Desde entonces la institución menciona que el secuestro pudo deberse a “problemas que tuvo con sus vecinos”.

Eduardo Sánchez Macías, secretario de la Comisión para Atención y Protección de los Periodistas en el Congreso de Veracruz, socio de los Heraldos, asegura que el plagio de Gregorio no impactará a la entidad.

Viernes 7 de febrero

#HastaqueAparezcaGoyo

Se inicia la cyberprotesta #HastaqueAparezcaGoyo, que exige el rescate de Gregorio Jiménez. Participan periodistas de todo el país y de América Latina.

La prensa informa sobre la detención de  Teresa de Jesús Hernández Cruz, propietaria del bar El Palmar, con quien el reportero Gregorio habría tenido un conflicto meses atrás por la publicación de una nota.

 18:00 Por tercer día consecutivo, y esta vez encabezados por periodistas de la fuente policiaca, reporteros de Coatzacoalcos mantienen su protesta por la desaparición de Gregorio. Marchan por avenida Zaragoza para exigir a las autoridades la presentación con vida de su compañero. A su protesta se suman periodistas de Xalapa y el puerto de Veracruz. Hacen circular boletines para exigir al gobierno de Duarte acciones más efectivas para localizar a Gregorio.

Los reporteros abandonan una reunión con la vocera Gina Domínguez y Namiko Matsumoto, aunque esta última sostiene que salió antes de la reunión porque a la esposa de Gregorio tuvo un episodio nervioso, “ella me mandó llamar”, dijo.

Sábado 8 de febrero

Luego de manifestar su disposición de sumarse a las protestas de periodistas, las autoridades llevan a la familia de Gregorio a Xalapa para entrevistarse con el gobernador Javier Duarte, quien ofrece a la esposa del periodista una casa. Ella la rechaza (aunque semanas después aceptará, como medida de seguridad, recibir y habitar una casa en otra ciudad del estado de Veracruz).

Periodistas se manifiestan en Acayucan para exigir  la localización de Gregorio. Transportan equipo de sonido en la camioneta de uno de los reporteros. Elementos de Seguridad Pública del Estado aseguran el vehículo y lo trasladan a la delegación de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP). Al lugar llegan comunicadores que lo reclaman. Hay empellones y jaloneos entre periodistas y policías. Durante los hechos, el cristal de una puerta se rompe y cuatro reporteros resultan con cortaduras. El titular de la SSP estatal, Arturo Bermúdez, informa que por esos hechos son suspendidos dos policías.

Los hashtag #QueremosVivoaGoyo y #DondeEstaGregorioJimenez se difunden en redes sociales. Periodistas de Iberoamérica se unen a la campaña para pedir la aparición con vida de Gregorio. Organizaciones civiles extienden una carta abierta a autoridades federales y locales para exigir que la PGR atraiga el secuestro de Gregorio Jiménez y que no descarte su labor periodística como una de las líneas de investigación.

Domingo 9 de febrero

Al cumplirse 100 horas del secuestro de Gregorio, reporteros y reporteras del sur de Veracruz difunden un video por YouTube para pedir a los plagiarios de Gregorio que lo liberen vivo. En el video, los periodistas cubren medio rostro con una tableta que exhibe la fotografía de Gregorio con la leyenda #QueremosVivoaGoyo.

12:30 Reporteros veracruzanos marchan en Xalapa, Veracruz, y por quinto día consecutivo en Coatzacoalcos. Participan periodistas de al menos quince ciudades.

Circula un rumor sobre la posible aparición del cuerpo sin vida de Gregorio, supuestamente encontrado en una fosa en Villa Allende. La Procuraduría estatal lo desmiente. Arturo Bermúdez Zurita, titular de la SSP, asegura entonces que las autoridades recibieron la primera llamada de auxilio “veinticinco minutos después del hecho” y que la Policía Naval llegó apenas ocho minutos después de esa llamada. Como ya se dijo, los hechos ocurrieron de otra manera.

Lunes 10 de febrero

Arranca el primer día de la cyberprotesta #HastaQueAparezcaGoyo, convocada por periodistas de distintos estados del país. Carmela Hernández, esposa de Gregorio, asegura a un diario nacional (Excélsior) que a su esposo se lo llevaron “personas conocidas”.  Periodistas de Coatzacoalcos se manifiestan por sexto día consecutivo y anuncian que integrarán una comisión para investigar por su cuenta el paradero de Gregorio.

Detienen a José Luis Márquez Hernández en la central de autobuses de Coatzacoalcos. Es señalado como el presunto autor material del homicidio de Gregorio. De acuerdo con la averiguación, admite haber participado en los hechos y señala una venganza como el móvil.

Martes 11 de febrero

11:00 Periodistas y representantes de organizaciones nacionales e internacionales de defensa y protección de periodistas se manifiestan frente a la representación del gobierno de Veracruz en el Distrito Federal, para exigir la liberación de Gregorio. Después se trasladan a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión. Una comisión se entrevista con la titular para reiterarle la solicitud de que atraiga el caso del reportero. Periodistas de al menos quince ciudades se unen a las protestas por redes sociales.

11:00 Los reporteros de Coatzacoalcos salen de nuevo a manifestarse por la mañana. Llega a ellos la versión de que han encontrado tres cuerpos decapitados en Las Choapas, porque “hay mucho movimiento en el Semefo de Cosoloacaque”. Sospechan que quizá uno de los cuerpos pertenece a Gregorio, pero descartan la idea cuando un reportero de la fuente policiaca, que trabaja en El Heraldo, les asegura a través del grupo de WhatsApp que Gregorio está vivo y que las autoridades ya lo han rescatado.

12:00 La misma versión la repite en el Congreso estatal el diputado del Partido Nueva Alianza, Eduardo Sánchez Macías, dueño de la cadena de periódicos los Heraldos de Tuxpan, Tantoyuca, Coatzacoalcos y Poza Rica, y primo de Karime Macías, esposa del gobernador Duarte. Notiver también publica la noticia a su portal de internet.

12:30-12:50 Erik Lagos, secretario de Gobierno de Veracruz, y Gina Domínguez, vocera del gobierno de Veracruz, desmienten la versión de que encontraron con vida a Gregorio, pero aseguran que hay un fuerte operativo en la zona sur. Para esa hora, el gobierno del estado ha trasladado a la familia de Gregorio a Xalapa, “para corroborar una información”, dice Namiko Matsumoto.

La esposa después declararía que les mostraron una fotografía de la playera de Gregorio, que habían recuperado de la fosa clandestina donde lo encontraron. Después de eso la familia regresa a Coatzacoalcos para identificar el cuerpo. Mientras tanto, ante el vacío de información oficial, los periodistas de la fuente policiaca de Coatzacoalcos se movilizan hacia el aeropuerto, pues corre la versión, aparentemente por el mismo reportero de El Heraldo, de que llegará allí o lo llevarían, vivo, en avión a Xalapa.

Periodistas de Minatitlán aseguran que uno de los cuerpos de Las Choapas es de Gregorio. Los periodistas no lo creen por las versiones del reportero de El Heraldo y las declaraciones del diputado Sánchez Macías, dueño de ese periódico. Esperan dos o tres horas en el aeropuerto y vuelven a la ciudad.

 14:00-15:00 El diario Reforma publica la nota en la que confirma la aparición del cuerpo de Gregorio Jiménez en la zona de Las Choapas.

16:00 El gobierno de Veracruz llama a conferencia de prensa. El procurador Amadeo Flores confirma el asesinato de Gregorio, y la detención de los posibles responsables. Deslindan su labor periodística como posible móvil de su asesinato y lo atribuyen a una venganza personal. A Goyo, dicen las autoridades, lo mataron por un pago de veinte mil pesos.

Luego de que encontraron el cuerpo de Gregorio, el director general de Investigaciones Ministeriales y encargado de este caso, Enoc Maldonado, aseguró que los secuestradores que se llevaron a Gregorio (cuando lo secuestraron) lograron escapar por caminos de terracería que pasan por los complejos petroquímicos para llegar finalmente al municipio de Las Choapas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s